martes, 17 de agosto de 2010

LA ENTRAÑABLE MISERICORDIA DE DIOS.

Misericordia es =   benevolencia, benignidad, bondad, compasiòn, gracia.

"El ama justicia y juicio; De la misericordia de Jehovà està llena la tierra" Salmos 33:5

"Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,  porque no eran nuestros actos, nuestras buenas obras, ni ninguna otra cosa, solo su inigualable MISERICORDIA. "Pero Dios que es rico en misericordia con su gran amor con que nos salvo, aun estando muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)" Efesios 2: 4-5.

Cada día es un nuevo día con Él. ¡Qué maravilloso es pensar de este modo al comenzar el día! Es un nuevo día y toda la misericordia y compasión de Dios está a tu disposición para ese día.

Hermanos, por esa gracia que el Señor mostrò para con cada uno, debemos de darle siempre gracias, y tener mucho cuidado en que ella no se aparte de nosotros, por nuestra rebelion, como lo hizo con Israel, Dios no quiere que nos perdamos, pero si insistimos en vivir a nuestra manera y forma de pensar corremos el riesgo de que el endurezca nuestros corazones...¿Que pues?, lo que buscaba Israel, no lo ha alcanzado, pero los escogidos si lo han alcanzado, y los demàs fueron endurecidos" Romanos 11:7.

Tú y yo merecemos el juicio de Dios porque hemos quebrantado su ley, porque hemos despreciado su amor, porque lo hemos ofendido y no lo hemos honrado. Eso lo hacemos cada vez que pecamos.
Es solo gracias a la misericordia del Señor que no hemos sido consumidos.

 La Palabra de Dios nos dice:

En el pacto de su gracia, Dios ha respondido al caso peculiar de cada pecador que realmente desea ser salvado. Si estás muy triste y deprimido, decaído y a punto de desmayar, hay promesas y declaraciones divinas que se adecuan exactamente a tu caso. He aquí algunas de ellas: "El sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas." "Se complace Jehová en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia."
La misericordia también agrega: "la gracia de Dios es sin límites, para que tu pecado pueda ser perdonado; el cielo de Dios es ancho y largo, así que allí hay lugar para ti." La misericordia argumenta así con el pecador: "Dios será glorificado en tu salvación, porque se deleita en misericordia, y Él dijo que, vive Él, no quiere la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva."

Dios intervino con su gracia para suplir sus necesidades, mas ahora muchos comentan con sus amigos acerca de cuán "afortunados" han sido, cuando la verdad es que Dios ha sido entrañablemente misericordioso. Sin embargo, ni siquiera muchos no  han reconocido la mano de Dios en su prosperidad, y, en lugar de dar a Dios la gloria por ello, la han atribuido a esa diosa pagana, "la Suerte." Dios ha sido paciente y tierno  como una niñera podría serlo con un niño rebelde.

“Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad” (Lamentaciones 3.22-23).

Una prueba de la grandiosa ternura de Dios es que se haya dignado pensar en su criatura pecadora, el hombre. Cuando el ser creado se estableció deliberadamente en oposición a su Creador, ese Creador pudo haberlo destruido, o haberlo abandonado  para que se fraguara su destrucción. Fue la ternura divina la que se fijó en una criatura tan insignificante, comprometida insolentemente en una grave rebelión. Fue también la infinita ternura la que había considerado tan cuidadosamente al hombre, mucho tiempo antes de todo eso, que elaboró un plan para que el hombre caído pudiera ser restaurado.


Hay tantas cosas en la Palabra de Dios para alentar la necesidad de venir a Cristo como las hay para invitar al hombre inmoral a que abandone sus pecados, y acepte "la entrañable misericordia de nuestro Dios." Muchas veces hay niños o jóvenes que desean encontrar al Señor, esta promesa es especial para ellos, "Me hallan los que temprano me buscan." Sí, inclusive para los pequeñitos hay tiernas palabras como estas: "Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos."
¿Qué es lo que nos pide el Evangelio?

Ciertamente no nos pide nada sino únicamente lo que nos da. No pide nunca de ningún hombre una suma de dinero para que pueda redimir su alma con oro. Los más pobres son bienvenidos de todo corazón de la misma manera que los más ricos; y el mendigo que podría contar todo su dinero con los dedos de su mano, es recibido con la misma alegría que el millonario que posee inversiones y acciones y tierras y barcos. Los pobres son invitados a venir a Jesús "sin dinero y sin precio."

Podemos mencionar algunos versìculos que las escrituras nos mencionan acerca de la misericordia de Dios:

"Vida y misericordia me concediste y tu cuidado guardò mi espìritu" Job  10: 12

"Muchos dolores habrà para el impìo; Mas el que espera en Jehovà, le rodea la misericordia" Salmos 32:10

"Jehovà, hasta los cielos llega tu misericordia, y tu fidelidad alcanza hasta las nubes" Salmos 36: 5

"¡Cuàn preciosa, oh Dios es tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas" Salmos 36:7

"Pero de dìa mandarà Jehovà su misericordia, Y de noche su càntico estarà conmigo, Y mi oraciòn al Dios de mi vida" Salmos 42:8

"Porque tù, Señor, eres bueno y perdonador, Y grande en misericordia para con todos los que te invocan" Salmos 86: 5

"El que rescata del hoyo tu vida; El que te corona  de favores y misericordias" Salmos 103: 4

"Mas la misericordia de Jehovà es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los hijos" Salmos 103: 17


GRACIAS A NUESTRO PADRE CELESTIAL POR SU ENTRAÑABLE MISERICORDIA PARA CON NOSOTROS.







1 comentario:

judith dijo...

Dios te bendiga mi herma por aqui visitando tu blog que es de gran bendicion y dearte que este año el señor jesucristo te bendiga grandemente besos y abrazoz judith moreno