lunes, 15 de marzo de 2010

DULCE COMUNION.

Las personas ahora estamos  demasiado ocupadas en adquirir cosas materiales y muchas veces no nos preocupamos por hacer lo que el señor nos dice a traves de su palabra en  Mateo 6:33." Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas serán añadidas", asi mismo descuidamos  la relación con los demás.

La comunión entre hermanos (a) es esencial para la fe, porque da el apoyo y el aliento que se necesita desesperadamente en los momentos difíciles que muchas veces atravezamos. La comunión cristiana genuina involucra mucho más que una visita con una taza de café, o  en la iglesia, entre el servicio de adoración y la escuela dominical. Es amarnos  unos a otros en la familia de Dios, cuidarnos los unos a los otros, compartir unos con otros, llevar los unos las cargas de los otros y regocijarnos  o entristecernos juntos. Y, asimismo cuando adoramos, cantamos y oramos juntos.

Una de las mayores bendiciones de que podamos  gozar como cristianos es la comunión con los santos, como Dios nos habla en Hechos 2:42  "Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros,en el partimiento del pan y en las oraciones".

1 comentario:

Pedro Y Sol dijo...

Dios les bendiga,Somos los hermanos Pedro y Sorgalim desde Puerto Rico, que la paz de Dios los inunde de muchas bendiciones y nos unimos a esas palabras que cuando un hermano se duele todo el cuerpo se duele, aqui tiene unos hermanos en Cristo con el mismo pensar en Hechos 2:42 Amen