viernes, 24 de mayo de 2013

LA BIBLIA, PALABRA VIVA.

La Biblia trasmite lo que hay en el corazón de Dios para el hombre.

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”
Timoteo 3:16-17


 La biblia es el mapa que nos lleva a la vida eterna, Es sabio aquel que vive para Dios, y que atiende a su llamado.
Debemos tener una fe fuerte en Dios y su palabra para dirección, fortaleza, consuelo y poder para llevar almas a la salvación.

Para algunas personas, la Biblia es muy grande y compleja de entender; pero el Espíritu Santo, que vive en nuestro corazón, por medio de la salvación nos da el entendimiento siendo Dios que  nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

 Si leer la Biblia aún no es un hábito en nosotros, ahora es el momento para leer una parte de la Biblia cada día y pedirle al Espíritu Santo que nos dé la sabiduría para entenderla. La palabra de Dios tiene mucho poder pero siempre y cuando que el que la lee,  crea lo que en ella hay.

“Escrito está: "No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios."
Mateo 4:

La palabra de Dios tiene mucho poder, y podemos mencionar  tres tipos de palabra que son Logos (escrita), Rhema (revelada), y Palabra Viviente.

LOGOS: necesitamos leer la palabra

REMHA: Necesitamos pedir al Señor su revelación de esa palabra escrita.

PALABRA  VIVIENTE: Necesitamos vivir la palabra escrita que fue revelada y ser coherentes de lo que profesamos.

 LA PALABRA DE DIOS ES VERDAD. La Biblia, siendo la Palabra del único y verdadero Dios, es la verdad sobre la cual podemos fundamentar nuestras vidas sin el temor a ser decepcionados.

La Palabra de Dios permanece para siempre. No necesita actualización. El Dios que respaldó esa Palabra hace más de dos mil años, es el mismo Dios hoy también
"Sécase la hierba, marchítase la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre".
Isaías 40:8

El que tiene la Palabra de Dios morando en su corazón de una manera abundante, tiene todo lo que necesita para la vida.

Vivificar significa dar vida.
"Postrada está mi alma en el polvo; vivifícame conforme a tu palabra"
Salmos 119:25

 El avivamiento viene cuando nos rendimos a la palabra de Dios y la aceptamos por la fe, entregándonos en obediencia a ella.
Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino
Salmos 119:105

Vamos a mencionar tres puntos que son elementales que debemos hacer cuando meditamos en la palabra de Dios.
 AMARLA.
!!Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.
Salmos 119:97
 ESTUDIARLA. 
"Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para tener derecho al árbol de la vida, y poder entrar por las puertas en la ciudad".
Apocalipsis 22:14
MEMORIZARLA.
"En mi corazón he atesorado tu palabra, para no pecar contra ti".
Salmos 119:11

Todos los días debemos leer la Biblia de día y de noche.

Me regocijo en tu palabra como el que halla muchos despojos.”
 Salmos 119:162
Hoy día la Biblia es el libro que más circula por el mundo, pero lo más triste de todo es que para la gran mayoría de los que la tienen, sigue siendo un libro cerrado y olvidado.

Puede ser que algunas veces vengan períodos difíciles, en los cuales puede que haya ligera y temporal aflicción. Sin embargo, eso no significa que en esos tiempos la palabra de Dios deja de ser fuente constante de gozo, la lámpara a nuestros pies y el alimento para nuestras vidas. No hay situación ni circunstancia que pueda hacer que la palabra brille menos de lo que es o que pierda su valor. Dios es el mismo Dios amoroso y poderoso tanto en las buenas como en las malas. Su palabra, es la misma palabra confiable. Sin embargo, como cristianos debemos de mantener la llama de la palabra siempre encendida en nuestros corazones. La tristeza, presión y aflicción puede que algunas veces vengan, pero no podrán vencernos mientras que la palabra de Dios sea nuestra delicia. Dios es un Dios fiel y siempre nos hará más que vencedores si confiamos en Él.

"Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón.  Y no hay cosa creada oculta a su vista, sino que todas las cosas están al descubierto y desnudas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta".
Hebreos 4:12–13


Reflexionemos sobre que es lo que estamos haciendo con esta santo libro.



 

3 comentarios:

António Jesus Batalha dijo...

Paz de Jesus,ao passar pela net encontrei o seu blog, estive a ler as primeiras
postagens e posso dizer que é um blog fantástico,
com um bom conteúdo, dou-lhe os meus parabéns.
Tenho um blog Peregrino E Servo que ficaria radiante se o visita-se,
e se desejar comente,e se gostar e quiser seguir esteja à vontade, irei retribuir.
Sou António Batalha seu conservo em Cristo Jesus.

Iris Hernandez dijo...

Que agrada es poder llegar a este rinconcito pero sobretodo leer y sentir la presencia del creador del universo.

Un placer saludar a ese noble corazón que portas.

El Señor de los Señores bendice tu alma.

Gracias por compartir!

Un beso,
Dios te bendice
Iris

Sétimo WIIIM dijo...

Bendiciones Noemi, prometí visitar tu blog, y he aquí el cumplimiento de lo prometido. Es una bendición ver el esfuerzo que haces por comunicar la palabra del Señor. Que Dios prospere tus proyectos.

Atte. pastor, William Tercero M.