lunes, 2 de noviembre de 2009

SEREMOS GUARDADOS DEL MAL. “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal” Juan 17:15

Como están las cosas en el mundo, la imagen que encontramos cada mañana a través de las noticias de la televisión, la radio y el periódico son desalentadoras donde no hay camino para escoger. Sin embargo, hoy pensamos que la solución de lo que pasa en este mundo para nosotros, no está en salir de este mundo sino en ser guardados del mal que impera en este mundo. Este es un hecho prometido por el Señor, es un suceso dulce y bendito que ocurrirá a todos los hijos de Dios mientras llega el tiempo de Dios para morar en la casa del Padre por toda la eternidad. Mientras el Señor viene a buscar a los suyos, su gran promesa es que pedirá al Padre que nos guarde del mal de este mundo para que no seamos contaminados. Si la oración de un hermano por nosotros es una bendición, cuanto más saber que Jesús, el Salvador, aún intercede al Padre por nosotros, para ser guardados del mal.

El Señor desea que como sus hijos y parte de su pueblo, aún permanezcamos acá en este mundo,cumpliendo el propósito que nos ha encomendado, aún cuando a veces como cansados peregrinos levantamos nuestras voces al cielo y decimos: Oh, quién me diese alas como de paloma, para entonces escapar y así tener descanso. El Señor nos entiende aún cuando oramos así, pero el intercede por nosotros y nos entrega en las manos del Padre mientras llega el tiempo de la cosecha cuando seremos recogidos para los graneros del Padre. Mientras eso acontece nosotros tenemos que guardarnos también del mal que nos acecha. NO solo saber que el Señor ora que seamos guardados del mal. Que nuestra oración sea :" Hoy quiero guardarme del mal".
Señor. Gracias por la manera como nos has amado y por tu intercesión para que seamos guardados del mal.

No hay comentarios: