martes, 28 de junio de 2011

El poder de tus palabras



EL PODER DE TUS PALABRAS.

“La muerte y la vida están en poder de la lengua...” Proverbios 18:21

 


Si todas nuestras palabras son amables, los ecos que escucharemos también lo serán.
Sin embargo, si convertimos nuestra lengua y empecemos a proferir solamente bendiciones y palabras de victoria sobre nosotros, nuestros negocios, nuestra familia, nuestra Iglesia y hasta sobre nuestros enemigos vamos a cosechar estas bendiciones, pues el Señor dijo en Mateo 10: 12,13 “Y al entrar en la casa, saludadla. Y si la casa fuere digna, vuestra paz vendrá sobre ella; mas si no fuere digna, vuestra paz se volverá a vosotros.”

¡La manera en que nos comportamos con los demás demuestra cuánto creemos en Dios!

* Una palabra irresponsable: puede encender discordias.
* Una palabra cruel: puede arruinar una vida.
* Una palabra de resentimiento: puede causar odio.
* Una palabra brutal: puede herir o matar.
* Una palabra amable: puede suavizar las cosas.
* Una palabra alegre: puede iluminar el día.
* Una palabra oportuna: puede aliviar la carga.
* Una palabra de amor: puede curar y dar felicidad.

¡Las palabras son vida  y también son para muerte! ¡Bendicen o maldicen, Alientan o abaten, Salvan o condenan!
Algunas personas no saben de la gravedad de las  palabras, y  otros sabiendo, actúan sin el temor de Dios, hablando maldiciones, palabras de derrota y piensan que esto no trae ningún problema. Pero nosotros como hijos de Dios tenemos que ser personas agradables para los demas transmitiendo la vida abundante de Jesucristo.

Esto no son  pensamientos positivos como muchos intentan creer en el mundo y no funciona, sino que se llama fe en un Dios vivo, fiel y verdadero que jamás fallará, como dice su palabra  “Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos” II Corintios 4:13. Ahora mismo podemos  hacer de tu lengua un manantial de vida, como el salmista: “No moriré, sino que viviré, Y contaré las obras de JAH.” Salmos 118:17

Mucho se habla de que  hay crisis económica,  y  las personas viven confesando la derrota de la crisis, pero nosotros como hijos de Dios confesamos lo que nos dice la  Biblia “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” Filipenses 4:19.

Si se estuviere pasando por un proceso de enfermedad, no vamos a estar quejándonos delante de las personas, sino que vamos a declarar las tantas promesas de sanidad que tenemos de Dios “...porque yo soy Jehová tu sanador” Éxodo 15:26.  y su palabra es fiel  al declararnos en Isaías 53:5“Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él y por su llaga fuimos curados”.
Dios declara que Jesús nos ha curado, de manera que él ha roto el yugo de la enfermedad y nos ha libertado del azote viniendo a tener una vida abundante en Jesús.

Mateo 12:36-37
"Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado y por tus palabras serás condenado".

Que este día tomemos la decisión como dice el Apostol Pablo en

Efesios 4:29 "No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino solo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan".

 

3 comentarios:

ABEL ADAN dijo...

Efata, pronunció Jesucristo cuando calmó la tormenta. El poder de la Palabra.
Me gustó la enseñanza. Gracias.

Desde Colombia, oro por ti y los tuyos; Bendiciones en Cristo Jesús.

Débora Dias dijo...

Hola Noemi,

Puedo decir que estoy bendecida al leer estas palabras. He dado gracias a Dios por tu vida. Dios te Bendiga hoy y siempre. Te invito a conocer e seguir mis blogs. Me quedaré muy contenta. Te aguardo. ¿Vale? Abrazos, Débora Dias.
http://mirinconcitoplacentero.blogspot.com/
http://deboradias07.blogspot.com/
deboradias0705@gmail.com

Xiomara Perez dijo...

Querida amiga, gracias por su comentario para mi blog, tambien le deseo todas las bendiciones y siga adelante con esta mision que Dios nos ha dado....