lunes, 13 de abril de 2015

LA BONDAD DE DIOS






El Dios todopoderoso es el mismo Dios que es bueno y sabio; el poder de Dios se convierte en una fuente de gran consuelo y ánimo para el cristiano. La bondad de Dios es la esencia de la confianza de los hijos de Dios. Su bondad permanece para siempre y esto debería animarnos día a día. Todos pasamos por luchas y tribulaciones las cuales desean llevarnos al desaliento pero la fe que Dios nos ha dado nos hace levantarnos y seguir adelante. No dejemos que los momentos difíciles nos hagan desmayar, no nos refugiemos en el dolor o en el sufrimiento, o en la desesperanza, eso no es lo que el Señor desea para nosotros, él tiene grandes victorias para nosotros, pero necesitamos dejar de mirar lo fuerte de la tempestad y comenzar a mirar la bondad de Dios, por eso no debemos permitirnos ni un momento de incredulidad acerca de la bondad de Dios; esto es absolutamente cierto, pues nuestro Dios es bueno y su naturaleza es siempre la misma. Hoy miraré la bondad de Dios por encima de toda circunstancia adversa.

No hay comentarios: