jueves, 8 de abril de 2010

LA GRACIA DE DAR

El dinero es el gran medio que el mundo utiliza para gratificar sus deseos. Cristo ha dicho de su pueblo: "Ellos no son del mundo como tampoco yo soy del mundo", refiriéndose a nosotros los que lo hemos aceptado en nuestros corazones a Jesús como nuestro Señor y Salvador de nuestras vidas, tenemos que mostrar en la manera como se usa el dinero que actúan en base de un principio no del mundo, que el Espíritu del cielo les enseña cómo usarlo.

¿Y qué sugiere el Espíritu Santo? Que lo usemos con propósitos espirituales, para lo que va a durar por toda la eternidad, para lo que agrada a Dios. "Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos".

Una de las maneras de manifestar y mantener la crucifixión de la carne es no usar el dinero para gratificarla. Y la manera de vencer toda tentación de hacerlo es conociendo bien el poder espiritual del dinero. Si quieres aprender a mantener la carne crucificada, rehúsa gastar un céntimo para gratificarla. Asi como el dinero que se gasta en el yo, puede alimentar, fortalecer y consolar a ese yo, así el dinero que se sacrifica para Dios puede ayudar al alma en la victoria que vence al mundo y a la carne.
Nuestra vida de fe se puede fortalecer por la manera como lidiamos con el dinero. Mucha gente tiene que estar continuamente involucrada en ganar dinero. Por naturaleza, el corazón está atrapado en las cosas terrenales de la vida. Es la fe lo que le da una victoria continua sobre la tentación. Siempre que pensemos en lo peligroso que es el dinero, siempre que hagamos un esfuerzo por resistirlo, siempre que demos una ofrenda de amor a Dios, nuestra vida de fe va a mejorar. Vemos las cosas bajo la misma luz que Dios. Las juzgamos como eternas, y el dinero que pasa por nuestras manos y se dedida a Dios puede ser una educación diaria en la fe y la mentalidad celestial.
Nuestros diezmos y ofrendas en nuestra iglesia pueden fortalecer nuestra vida de amor de una manera muy especial. Pensar en la iglesia y en su obra en el mundo, en las misiones dentro y fuera del país, para ganar y llevar a la humanidad las buenas nuevas de salvación. Las dádivas de fe y amor van, no sólo al tesoro de la iglesia, sino al propio tesoro de Dios y se pagan de nuevo en bienes celestiales. Toda gracia, si ha de crecer, debe ejercitarse; esto es especialmente cierto en el caso del amor. Y si lo pensáramos, nos daríamos cuenta de cómo puede nuestro dinero desarrollar y fortalecer nuestro amor, pues nos llama a considerar cuidadosa y solidariamente las necesidades de los que nos rodean.  En mateo 6:24 la Biblia nos dice: "Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas".

También podemos tener la bendición de poder ayudar al necesitado. Esa puede ser una fuente de mayor placer que lo que gastamos en nosotros mismos.

Si dedicaramos mas tiempo a meditar en silencio para que el Espíritu Santo nos muestre a nuestro Señor Jesús como encargado de la casa de la moneda del cielo, sellando todo don verdadero y luego usandolo para el reino, seguro que nuestro dinero empezaría a brillar con un nuevo fulgor. Y deberíamos empezar a decir "mientras menos gaste en mi, y más en mi Señor, más rico soy".

La biblia dice en 2a.de Corintios  9: 6  "El que siembra generosamente, generosamente también segará".


4 comentarios:

Isa dijo...

Muy lindo, muy cierto y muy bien escrito. Todos los que conocemos a Cristo como Señor y salvador de nuestra vida, las decisiones acerca de cómo usar nuestro dinero, automáticamente cambia y adquiere otra dimensión. Muy cierto querida hermana.
Un besito para ti de mi parte desde México y que el Señor te continúe bendiciendo.

Pat dijo...

Acertado, amiga, Dios te bendiga

Cewil Ramirez dijo...

Pasamos x aqui a dejarte muchos saludos y bendiciones desde Higuey, Rep. Dominicana, Se les agradece siempre su visita a nuestra pagina www.soydecristo.com y esperamos en Dios seguir siendo de bendicion y llenando el internet de la mejor noticia, Que Jesus es el Señor!!!!!
Dtb.

Brian Gray dijo...

Para estudiar como la iglesia primitiva ofrendaba visita...
http://www.laiglesiaprimitiva.com/ofrenda.html