jueves, 24 de junio de 2010

DIOS ESTA EN TODAS PARTES, NO VIENE Y NO SE VA

Dios se encuentra en todo lugar.  El es tan omnipresente como el aire que respiramos. El no viene y no se va. ¡EL ES EL GRAN YO SOY!  Jesús mostró que la adoración de Dios no debe circunscribirse a un lugar determinado o a cierto tiempo. Las escrituras nos dicen en Juan 4:23-24  "Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores, adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.  Dios es Espíritu, y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que le adoren".

Cuán diferentes serían las vidas de los hombres si reconocieran que Dios es omnipresente, omnisiente, omnipotente, la biblia nos dice en 2a. Crónicas "9 "Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él" y en Proverbios 15:3 dice " Los ojos de Jehová están en todo lugar. Mirando a los malos y a los buenos". Asi es que la presencia de Dios lo ve todo, lo observa todo y lo registra todo. Nada hay que podamos esconder de El.

Debemos reconocer la presencia de Dios en todo tiempo.  Eso nos lleva a orar diariamente, a tener fé en El, su palabra lo dice claramente en Hebreos 11:6 " Empero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es menester que el que a Dios se allega, crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan". Aún cuando Dios no está presente en forma visible. El siempre está presente de todas maneras. Es el reconocimiento de esta presencia real de Dios donde encontramos que la oración ya no es una tarea, sino una delicia suprema. Que la presencia de Cristo está siempre con su pueblo.

¿Cuál sería el primer secreto de la oración?  ¿cual es el secreto de mover montañas por la oración de fe? La primera cosa es el reconocimiento de la presencia de aquél  que creó las montañas. Y que Cristo está con nosotros todos los días de nuestra vida. El que hace que lo invisible se vuelva visible.

Nuestro Padre Celestial es un Dios grande, un Dios bueno, todo lo que somos o llegamos a ser se debe enteramente a El, El es el "Dador de toda buena dádiva y de todo don perfecto. Por tanto, debemos a Dios nuestra adoración y alabanza sincera.

Pero en verdad hay una cosa que le podemos dar a Dios, es nuestra adoración todos los días de nuestra vida como lo declara en el Salmo 150:6  "Todo lo que respira alabe a Jehová".

Asi pues que Dios busca una cosa de la raza humana, la única cosa que ellos pueden dar si lo desean, adoración en Espíritu y en verdad. Dios es espíritu. El está en todas partes.  Por tanto, El desea que todos los hombres le adoren en donde quiera que se encuentren. Dios busca tal adoración.

Asi que es importante reconocer que Dios está en todo lugar  y que en la oración, la alabanza y la acción de gracias podemos  entrar a su presencia para glorificar su nombre. y encontraremos que los poderes del cielo y de la tierra y el poder para mover montañas, están al servicio de aquellos que han aprendido el secreto de adorarle en Espíritu y verdad, porque tales adoradores El busca.

Empezemos hoy el hábito de ofrendarle el sacrificio de la alabanza y adoración, contínuamente como dice Hebreos 13:15 " Asi que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. Y de hacer bien y de la ayuda mútua no os olvidéis, porque de tales sacrificios se agrada Dios". PORQUE DIOS ESTA EN TODAS PARTES.

lunes, 14 de junio de 2010

HOY....ANHELO QUE TODOS LO CONOZCAN

Compartir Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor: porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Dios. Jeremías 31:34.

Podemos ignorar muchas cosas, pero conocemos al Señor.

Y si esta promesa se realiza hoy en nosotros, no es poca cosa.

El más pequeño de los creyentes conoce a Dios en Cristo Jesús.

No ciertamente tanto como fuera menester, pero en realidad le conocemos.

No sólo conocemos las doctrinas que a Él se refieren, sino que conocemos a Él mismo.

Es nuestro Padre y Amigo, y nosotros estamos en relación personal con Él.

Podemos decir: «Señor mío y Dios mío».

Estamos en íntima comunión con Dios, y son muchas las horas que hemos pasado en su compañía.

No somos extranjeros para Dios, porque el secreto del Señor está con nosotros.

Esto sobrepuja todo cuanto pudiera enseñarnos la naturaleza.

La carne y la sangre no nos han revelado a Dios.

Cristo es el que nos ha revelado al Padre.

Y si es así, ¿no tenemos aquí la fuente de todo conocimiento salvador?

Conocer a Dios es vida eterna.

Tan pronto como conocemos a Dios, tenemos la prueba de que hemos resucitado a una nueva vida.

¡Oh, alma mía! Alégrate de este conocimiento y bendice al Señor durante este día.

Hoy se que lo conoceré un poco más y en su conocimiento yo creceré.

Señor, Gracias por revelarme tu amor y permitirme conocerte en la belleza de tu santidad. Amén.

Charles Spurgeon.

¿QUE LUGAR OCUPA DIOS EN NUESTRA VIDA ?





Muchas veces decimos que Dios es nuestra prioridad; sin embargo, con nuestras actitudes decimos lo contrario y tratamos de ubicar en qué lugar ocupa Dios en nuestras vidas. Nosotros debemos de descubrir a Dios cada día, leyendo y escuchando su Palabra, en la intimidad de la oración con nuestro Padre Celestial. De esa forma nos podemos allegar a Dios, el único que tiene las respuestas para nuestras necesidades.
A medida que estudiamos la Palabra, vamos a comprender la grandeza de Dios. Pero a veces solo leemos la Palabra y nosotros mismos nos ponemos limitaciones y es en ese momento que hay que tener que decidir y tener mucho más que el conocimiento de ella, acerca de las promesas que Dios tiene para nosotros, para no ser solo oídores sino que hacedores de su Palabra y decir : "Voy a apropiarme de las promesas de Dios".
En mateo 19:26 dice: "Y mirándolos (a sus discípulos), Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; más para Dios todo es posible". Entonces, aquí en estas palabras está la respuesta a cualquier necesidad en que alguna vez nos encontremos. Asi que las palabras que escojamos para creer y para hablar determinará en nuestras vidas.
Muchas veces nos vemos en asuntos que nos parecen imposibles de resolver, entonces podemos acudir a la palabra y decir con toda confianza "Más para Dios todo es posible", pues lo que es imposible para los hombres es posible para Dios. Podemos realizar todo mediante Cristo, que me fortalece. Esto no es imposible, porque es posible a través de El.
El problema en si, es que a veces muchos de nosotros esperamos que las promesas de Dios se realicen muy fácilmente. Dios espera que nosotros le demos todo nuestro ser, antes de que El pueda cumplir sus promesas de proporcionarnos abundantes bienes de toda clase. La mayoría de nosotros siempre andamos justificando nuestra incapacidad de alcanzar lo que anhelamos, diciendo: "tuve la oportunidad" "como no tengo educación" o "no conozco a la gente", etc.etc., pero Dios no desea escuchar esas excusas, Dios quiere que digamos "mediante Dios todo es posible".

Asi que nosotros como hijos de Dios, en nuestro diccionario no debe de existir la palabra "imposible". Repitiendo nuevamente lo que la Biblia nos dice:"Con Dios todo es posible". Puesto que nada es imposible para Dios y puesto que nosotros hemos entregado nuestras vidas para El y estamos unidos a nuestro Padre Celestial. ¿porqué dar importancia a la palabra imposible". Cuando repetimos esas palabras emanadas de Dios y creyendo con todo nuestro corazón, ellas se vuelven vida en lo que hacemos.

Debemos usar nuestras palabras para expresar nuestro sincero deseo de pertenecer a Jesucristo, como también demostrar nuestro derecho de ser aceptados al declarar nuestra creencia en El como nuesto Señor y Salvador. No podemos salvarnos por nuestros propios esfuerzos, sino que "mediante Dios todo es posible".
Si comprendieramos estas verdades y las afirmaramos, Dios nos abriría las puertas que antes habiamos visto como barreras infranqueables, Jesús dijo: Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos" Juan 10:9

¿Cuál es el lugar que ocupa Dios en nuestra vida?

El Salmo 55:22 dice "Echa sobre Jehová tu carga, y El te sustentará". Hagamos nuestras estas palabras, porque Dios dice que nos sustentará. No hay petición grande o pequeña que Dios no la escuche, si crees plenamente que El se hará cargo de tu situación, cualquiera que fuera. recuerda que fue El quien dijo" Mediante Dios todo es posible". Recordemos nuevamente el poder de la palabra; ya que nuestras palabras producen exactamente lo que nosotros decimos, porque lo que nosotros  decimos  determinamos  lo que vasmos a recibir.

Si nos encontraramos  con grandes apuros económicos, la palabra declara : "Mi Dios suplirá todas tus necesidades" Filipenses 4:19, entonces debemos de ir a Dios y decirle lo que nos falta, pero con la seguridad y confianza en que él nos atenderá. Piensa que Dios es más grande que cualquier situación, ya que el poder que reside en nosotros  es Dios que obra en nuestras  vidas. Afirmemos y expresemos lo que Dios significa para nosotros, que él es el único que nos apoya y nos proporciona lo que necesitamos. Reconozcamos su habilidad y sabiduría, declarémoslo sin temor en alta voz, para que todo el mundo oiga que nuestra confianza está puesta en su gracia y misericordia. Y Dios cumplirá tal compromiso.

Cuando estamos pasando por situaciones adversas, Satanás quiere que desmayemos y quiere crear dudas en nuestra mente, muchas veces que si hemos pecado Dios no nos ha perdonado y que no podemos agradar a Dios, pero la palabra de Dios dice: "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad" 1a.Juan 1:9. Dios no es un hombre y por lo tanto no miente. Dios hace lo que dice. Dios mantiene su palabra.


Cuando nosotros declaramos algo, realmente decretamos algo en nuestras vidas. O si pensamos que no tenemos perdón, ciertamente no tendremos perdón. Pero si determinamos creerle a Dios que las riquezas de Dios son nuestras, entonces tendremos sus riquezas. Las escrituras nos dicen: "Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho, lo que dice, lo que diga, le será hecho". Marcos 11:23

Asi es que por nuestras palabras establecemos en nuestras vidas el lugar exacto que ocupará Dios.

Que nuestras oraciones digan "Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Jehová, roca mía y redentor mío" Salmos 19:14.

Meditemos mucho, pero que nuestras meditaciones sean gobernadas por la Palabra de Dios.
La mayor parte de nuestra conducta es el resultado de nuestros pensamientos.¡ Cuán importante es que concedamos a Dios el primer lugar en nuestra vida! De esa forma nuestra mente y nuestro espíritu serán canales mediante los cuales Dios manifieste sus pensamientos.

"Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová , pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis". Jeremías 29:11

Es por eso que Dios siempre tiene que ocupar nuestro primer lugar en todo y cada día tenemos que elevar nuestros agradecimientos y alabanzas.  Padre Celestial dános un nuevo corazón, y que seas el PRIMER LUGAR EN NUESTRAS VIDAS.

martes, 1 de junio de 2010

SIENTE SU DOLOR.




LA VOLUNTAD DE DIOS ES QUE NADIE SE PIERDA (EN EL INFIERNO), SINO QUE TENGA VIDA ETERNA CON EL. (EN EL CIELO).

Había una familia cristiana tenía dos hijos jóvenes  de  15 y 17 años de edad,  sus padres les habían hablado mucho del Evangelio y del Plan de Salvación  pero el joven de 15 años no quería saber nada del evangelio, era algo que detestaba escuchar y por lo tanto tampoco iba a la iglesia; pero  el de 17 años si era un hijo de Dios,  había aceptado a Cristo  en su corazón y era un joven que vivía agradecido con Dios y le gustaba mucho ir a la Iglesia; pero un día decidieron que querían saber qué se siente al ser baleado en un brazo con un arma de fuego. Y le comunicaron la no muy brillante idea a un  amigo mayor  que ellos, y éste consintió  en ayudar a los dos jóvenes a que experimentaran el dolor que produce el ser baleado por una arma de fuego. 

Este amigo le pegó un tiro a cada uno de los muchachos pero tal fue el desenlace que las balas no fueron directo a sus brazos  sino que  por el lado del corazón. Ambos terminaron recibiendo tratamiento médico; pero el pronóstico no fue favorable  para ninguno de los dos, pues fallecieron  y el amigo mal aconsejado tirador tuvo que ir a parar a la cárcel.

Ahora bien, es algo bastante ilógico  querer experimentar el dolor de esa manera. Esos jóvenes obviamente  habían visto muchos programas de televisión que hacen lucir  las heridas de bala como algo agradable.

Pero, ¿sabes qué? Hay un dolor que si debemos sentir. Es el dolor por aquellos que todavía están lejos del amor de Dios.

Las personas que vemos y saludamos a diario necesitan recibir a Cristo como Salvador y Señor de sus vidas.  Pero a veces nuestras ocupadas vidas se convierten en una excusa para no preocuparnos por ellos. O a veces sencillamente  tenemos miedo de decirles algo.

Pero Dios nos exhorta con su propio ejemplo, Jesús habló del pastor que deja el rebaño para buscar a una oveja que se perdió.  Esta historia está llena de compasión de Dios. Como dice la Escritura : "No es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos que se pierda uno de estos pequeños" Mateo 18:14

Dios nos mostró su amor cuando estabamos perdidos. ¿Y tú?  ¿No vas a mostrar un poco de compasión por aquellos que todavía se preguntan qué se siente tener amor verdadero y esperanza?. La compasión nos lleva a hablar de Cristo.

  A estos jóvenes su familia ya les había hablado del amor de Dios como lo habla las escrituras en Romanos 5:8 " Mas Dios muestra su AMOR para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros". 

 Talvez hoy usted se preguntará ¿Cómo puedo yo experimentar este AMOR, salvación y vida eterna?. Las Escrituras nos dicen "Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor , y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo". Romanos 10: 9

Y el final de esta historia se puede preguntar ¿qué les pasó aquellos jóvenes? 

 Pues según las escrituras nos dicen: "Porque de tal manera amó Dios al mundo que dió a su único Hijo unigénito para que todo aquel que en El crea, no se pierda más tenga vida eterna". Juan 3:16,

 El  jovén que tenía a Cristo en su corazón y creía en El pues Dios le tenia preparada una morada en los cielos según las escrituras "Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los CIELOS". 2a. Corintios 5:1.  


  El  joven que rechazaba a Cristo y no quería saber nada de la Iglesia dice las Escrituras : "El que en El cree, no es condenado, pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios" Juan 3: 18 y también nos dicen las escrituras: "Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar, temed más bien a aquél que puede destruir el alma y el cuerpo en el INFIERNO".  Mateo 10:28

AHORA LA PREGUNTA ES PARA TI:

 ¿ QUE CAMINO ESCOGES  ELCIELO O EL INFIERNO?

DECIDETE HOY  PORQUE MAÑANA PUEDE SER DEMASIADO TARDE. CRISTO VIENE PRONTO.