domingo, 16 de abril de 2017

PALABRA PROFÉTICA ABRIL 2017

 
 
1. Tiempo de resurrección
Hay un tercer día para tu vida donde lo que había estado muerto resucita, vuelves a la vida, justamente ahora que habías creído que no pasaba nada, que no había nada que hacer, y has estado sin esperanza cuidando tu manto de luto, sin fuerzas de creer, hoy es tu momento para salir de la cueva, “sal fuera”, ese no es tu lugar, yo estoy removiendo esa piedra estoy alumbrando tus tinieblas. Declara el Señor.
“Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá”. Juan 11:25
2. Tiempo de cosas nuevas.
Has entrado a un nuevo tiempo, a la estación de nuevos comienzos, donde experimentarás la sensación del primer día de la escuela o del trabajo, en donde llegabas con expectativas aunque no sabías nada de lo que iba a ocurrir y cómo iba a ocurrir, yo te anuncio que vienen cosas nuevas para ti, cambios, movimientos, decisiones, no te asustes, dice Dios, esto será necesario para que se cumplan mis planes sobre tu vida.
“He aquí se cumplieron las cosas primeras, y yo anuncio cosas nuevas; antes que salgan a luz, yo os las haré notorias.” Isaías 42:9
3. Tiempo para romper el espíritu de letargo.
Hay un tiempo poderoso de victoria sobre la condición de adormecimiento espiritual, porque te has estado acercando a mi de labios pero tu corazón ha estado muy lejos de mi, has venido de forma religiosa, has estado viendo y oyendo lo que no debes, y has estado desenfocado, esta es la hora para derribar, arrancar, romper, destruir el espíritu de letargo que te provoca muerte espiritual, ahora quito el sobrepeso espiritual que te cansa y te agota con gran pesadez y no te permite avanzar, deja que se caiga el pecado de tu vida, renuncia a toda distracción que te quita tiempo y no te deja caminar en libertad plena. Declara el Señor.
“Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;”. Isaías 29:13
4. Tiempo de lámpara encendida.
Dice el Señor: Tengo un llamado para mí pueblo “prepárense, estén siempre listos”, esfuércense para que su aceite no sea escazo, vayan y compren su propio aceite, no escatimen recursos para estar listos a pagar el precio de vivir una vida santa conforme a mi corazón, quita de tu boca: “mañana lo voy a hacer, mañana volveré, mañana si, hoy es el día para que tu lámpara se encienda.
“Las despreocupadas llevaron sus lámparas, pero no llevaron aceite para llenarlas de nuevo; en cambio, las previsoras llevaron sus botellas de aceite, además de sus lámparas.” Mateo 25:3-4 (DHH)
5. Tiempo de Primavera
Esta es tu mejor temporada, comienzan a verse nuevos comienzos, es tu tiempo de florecer, tu pasto está verde, se escucha el canto de las aves, sacúdete de la antigua estación, la primavera anuncia la resurrección que celebra el triunfo de la vida sobre la muerte, anuncia los primeros frutos, hay un cambio del manto de luto en un manto de alegría, este es el tiempo de la transición del lamento al baile, de la tristeza al gozo, es tiempo de crear, camina con nuevo entusiasmo, Yo estoy poniendo sobre tu cabeza corona de gloria, te visto de poder y lleno tus fuentes de gozo. Dice el Señor.
“Señor, has traído una gran alegría; muy grande es el gozo. Todos se alegran delante de ti como en tiempo de cosecha, como se alegran los que se reparten grandes riquezas.” Isaías 9:3 (DHH)
6. Tiempo para quebrar el yugo del opresor.
Ciertamente estoy quebrando el yugo del opresor en las naciones, dice el Señor a todos los pueblos de la tierra, el opresor de tu nación que trajo persecución, destruccion, muerte sin límites, pobreza, oprobio, guerra, caos, desastres, corrupción, injusticia y toda clase de mal, caerá, lo estoy debilitando, se ha desvanecido ha caído su fuerza, él y su ejército han entrado en confusión y se destruirán entre ellos mismos. Cada opresor de cada nación tiene sus días contados, no avanzarán más pues hay decreto de expulsión de cada territorio.
“y los libré de su poder. También los libré del poder de todos sus opresores, a quienes expulsé de la presencia de ustedes para entregarles su tierra.” Jueces 6:9 (NVI)
7. Tiempo para estar en el lugar y hora indicada.
No temas llegarás a tiempo, el reloj está alineado a tu favor, se activan sobre tu vida conexiones del reino, habrá lugares donde nada será hecho hasta que tú llegues, está es tu hora, estarás en el kairos de Dios, en el lugar indicado, habrá provisión para boletos, puertas abiertas en las fronteras, aprobaciones, permisos, estarás en el momento preciso, y lo que ha de ser, será. Hay una agenda nueva, un reloj nuevo, una nueva historia. Declara el Señor.
“¿Son éstos todos tus hijos? —Queda el más pequeño —respondió Isaí—, pero está cuidando el rebaño. —Manda a buscarlo —insistió Samuel—, que no podemos continuar hasta que él llegue. Isaí mandó a buscarlo, y se lo trajeron. Era buen mozo, trigueño y de buena presencia. El Señor le dijo a Samuel: —Éste es; levántate y úngelo.” 1 Samuel 16:11-12 (NVI)
8. Tiempo de aguas frescas y profundas.
Pueblo mío tu tiempo de sequía terminó, estoy saciando tu sed, porque ha sido largo el camino, y no sabías cuando iba a terminar, aguas frescas son derramadas sobre ti, buenas noticias de lejanas tierras vienen en camino. Te anuncio que viene un tiempo poderoso de salvación en las ciudades esas aguas frescas se derramarán como un río que entra por todos lados, serán escuchadas buenas nuevas en todo lugar, vas a tener que meter en ese río a tus familiares, amigos, compañeros, vecinos a todos, ha sido desatada transformación, vida, sanidad, restauración, el río de aguas frescas trae los milagros, lo sobrenatural, traen alegría a la ciudad. Dice Dios.
“Como el agua fresca a la garganta reseca son las buenas noticias desde lejanas tierras.” Proverbios 25:25 (NVI)
“Por donde corra este río, todo ser viviente que en él se mueva vivirá. Habrá peces en abundancia porque el agua de este río transformará el agua salada en agua dulce, y todo lo que se mueva en sus aguas vivirá.” Ezequiel 47:9 (NVI)
9. Tiempo de nueva vegetación espiritual y Ministerial.
Por mucho tiempo has sembrado tiempo, esfuerzo, recursos, etc., y tu cosecha no ha correspondido a dicha siembra ha sido una mala vegetación, pero hay un cambio en la estación te voy a dar un liderazgo que sea como hierbas que dan semilla, que en si mismas tienen el potencial de ser árboles grandes y fuertes que además de tener raíces profundas, tienen follaje capaz de cubrir a otros, que no sólo producen frutos sino que dicho fruto tiene semillas que seguirán dando su cosecha en su tiempo. Declara el Señor.
“Comenzó a brotar la vegetación: hierbas que dan semilla, y árboles que dan su fruto con semilla, todos según su especie. Y Dios consideró que esto era bueno.” Génesis 1:12 (NVI)
10. Tiempo para caminar en integridad.
Me deleito con los íntegros, yo defiendo su causa, sus oraciones son escuchadas, sus peticiones son respondidas, porque caminan en la verdad, yo soy la verdad. Tu adversario siempre vendrá y te querra engañar, y poner trampas delante de ti, pero recuerda que tú eres un José, un Daniel, una Ester, una Abigail, no cedas, no lo oigas, no hagas alianzas con el. Fortalécete en mi yo te ayudo. Dice el Señor.
“El que anda en integridad y hace justicia, y habla verdad en su corazón.” Salmos 15:2
DECRETOS APOSTÓLICOS:
1. Decretamos libertad a los que están en cautividad.
2. Decretamos efectiva y vigente el poder de la sangre de Jesus.
3. Decretamos orden de desalojo al opresor asignado en cada nación.
4. Decretamos que se quiebran cerrojos de bronce y de hierro.
5. Decretamos apertura de puertas de gracia, misericordia y justicia.
6. Decretamos que ocurrirá todo lo contrario a la agenda de nuestro enemigo.
7. Decretamos que el Espíritu de resurrección hará retroceder la muerte en nuestra nación.
BENDICIONES:
Amados hermanos estamos en un tiempo maravilloso de gran victoria y de mucho crecimiento en nuestra vida, los bendecimos y les declaramos un gran avance.
“¡Nadie cree lo que hemos proclamado! ¡Nadie ha sido testigo del poder de Dios! Era como tierno retoño que brota de una raíz en tierra seca. No había nada de belleza en él. No tenía atractivo como para desearlo. Todos lo despreciaron y lo rechazaron. Fue un hombre marcado por el dolor y habituado al más amargo sufrimiento. Todos evitábamos mirarlo, lo ignorábamos y lo considerábamos como harapo pisoteado en el camino. Y sin embargo, el sufrimiento que él padeció es el que a nosotros nos correspondía, nuestras penas eran las que lo agobiaron. Y nosotros pensábamos que sus tribulaciones eran castigo de Dios por sus propios pecados, ¡pero él fue herido y maltratado por los pecados nuestros! ¡Se le castigó para que nosotros tuviéramos paz, lo azotaron y nosotros fuimos sanados por su sufrimiento! Nosotros fuimos quienes nos extraviamos como ovejas, nosotros, quienes seguimos nuestro propio camino. ¡Pero Dios echó sobre él la culpa y los pecados de cada uno de nosotros! Fue oprimido y afligido, pero no pronunció ni una sola palabra de queja. Como si fuera un cordero lo llevaron al matadero; como muda oveja ante sus trasquiladores, permaneció callado ante quienes lo condenaban. De la cárcel y del juicio se lo llevaron a la muerte. Pero ¿quién entre el pueblo de aquel tiempo se dio cuenta de que era por los pecados de ellos que él moría, que él sufría el castigo que a ellos correspondía? Lo sepultaron como a delincuente en la tumba de un rico, pero él no había hecho mal alguno, jamás pronunció una palabra perversa. Sin embargo, fue Dios mismo el que decidió humillarlo y hacerlo sufrir hasta la agonía. Pero el siervo ofreció su vida en sacrificio por nuestros pecados. Por eso, tendrá una larga vida y llegará a ver sus descendientes. Todos los planes de Dios se harán realidad por medio de sus manos. Y después de tanto sufrimiento comprenderá por qué fue necesaria su obediencia y su intercesión. Porque fue mediante su sufrimiento y por haber llevado sobre sí el pecado de muchos que mi siervo hará que ellos sean declarados inocentes y aceptados por Dios. Por lo tanto, yo le daré como premio toda la honra y todo poder.”
Isaías 53:1-12 (NBD)
Presbiterio apostólico-profético de Ministerios Elías
El Salvador, Centroamérica, abril del 2017
www.ministerioselias.org profetas99@yahoo.com mercedes_cristales_aquino@yahoo.com

No hay comentarios: