lunes, 16 de marzo de 2015

EL CORAZON CONTRITO Y HUMILLADO, DIOS NO LO DESPRECIA JAMAS




Dios es tan grande que nos conoce muy bien y sabe lo que llevamos en nuestro interior, El sabe de sobra nuestras limitaciones y cansancios, nuestras flaquezas y debilidades. Por eso El siempre nos está esperando porque solamente El nos ofrece un lugar para descansar y recobrar fuerzas para seguir luchando mientras dure esta vida.
Y ese lugar hermoso lugar es el mejor del mundo porque es Él mismo nuestro Dios el Omnipotente, Omnipresente, Omnisciente y Creador de TODO, El es ...el refrigerio y alivio para todos cuanto le busquemos a El con un corazón contrito y humillado.
Muchas veces nos hemos sentido cansados, agobiados, saturados y a punto de explotar, pero ¿cuántas veces hemos ido a descansar en los brazos de Dios? ¿Cuántas veces hemos ido a encontrar refugio, consuelo y fuerzas en el Corazón de nuestro Señor Jesucristo? Pero no sólo espiritualmente, sino también físicamente, porque Él nos ha dado su bendita Palabra para que nos deleitemos en ella y Él nunca ha defraudado a nadie que se haya acercado buscando la paz que nos ha prometido. Decidamos buscarlo siempre con corazón contrito y humillado y El no nos despreciará jamás.
La Biblia nos enseña en Salmos 51:17
"Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios"